Terapia personalizada con células madre para lesiones de la médula espinal

Se han investigado los beneficios de la terapia con células madre para la paraplejia crónica (lesión de la médula espinal) en ensayos clínicos de fase I / II, utilizando un fármaco fabricado con células madre de los propios pacientes.

Los ensayos se realizaron en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid en 12 pacientes, utilizando el nuevo fármaco NC1 creado por Dr. Jesús Vallejo. A los pacientes se les administraron dosis de NC1, elaborado a partir de células madre mesenquimales y plasma autólogos. El objetivo era ofrecer a cada paciente una forma personalizada de terapia utilizando sus propias células madre, mediante la evaluación de las características de su lesión a través de una resonancia magnética. La resonancia determinó la cantidad de NC1 requerida por los pacientes.

Antes del trasplante de NC1, se tomó una muestra de sangre periférica de cada paciente para descartar la posibilidad de anomalías cromosómicas que pudieran interferir en la expansión de las células madre. Luego se extrajeron las células madre mesenquimales de los pacientes, se cultivaron, se mezclaron con plasma sanguíneo y finalmente se inyectaron en la médula espinal. Se administraron dosis adicionales de células madre mesenquimales 3 meses después, con una evaluación de los resultados a los 3, 6, 9 y 12 meses después del tratamiento.

Uno de los participantes en los ensayos clínicos fue David Serrano, quien hace 17 años sufrió una lesión en la médula espinal que lo dejó en una silla de ruedas. Después de participar en la primera fase del tratamiento, David comenzó a notar mejoras en el flujo sanguíneo y sensibilidad en sus piernas. 12 meses después, puede caminar e incluso ir en bicicleta.

El caso de David fue excepcional, sin embargo, los 12 pacientes experimentaron mejoras en su sensibilidad general. Los resultados revelaron que más del 50% mostraron mayor actividad motora, disminución de los espasmos y mejoría de la función sexual. Los investigadores también concluyeron que estos resultados parecían depender de la dosis de las células madre y no se veían influidas por la gravedad de la lesión de la médula espinal.

Desde la conclusión de este exitoso ensayo clínico, el Hospital Puerta de Hierro ha anunciado la aprobación del fármaco NC1 por la Agencia Española del Medicamento. Para ser administrado, se ha recomendado que se trate de un adulto de 18 a 65 años de edad con una lesión crónica de la médula espinal y sin alteraciones cromosómicas.

Referencia (en inglés): https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1465324916303772