El «paciente de Londres» se convierte en la segunda persona en quedar libre del VIH después de recibir un trasplante de células madre

El tratamiento con células madre del paciente de Londres para el linfoma de Hodgkin que padecía ha brindado nuevas esperanzas a los 37 millones de personas que actualmente conviven con el virus.

Investigadores del Reino Unido han confirmado que un hombre en Londres está ahora en remisión tanto del VIH como del cáncer que padecía después de recibir un trasplante de células madre.

Diagnosticado como positivo en VIH en el año 2003, el hombre desarrolló un linfoma de Hodgkin en 2012. Tras recibir quimioterapia y radioterapia, aceptó someterse a un trasplante de células madre en 2016.

Los médicos han supervisado su evolución durante los últimos 18 meses y ahora confirman que "no hay rastro" de VIH en el hombre. El paciente permanece en remisión para ambas enfermedades.

Su médico describió a su paciente como "funcionalmente curado" y "en remisión", pero advirtió de forma prudente que "es demasiado pronto para decir que está curado".

Los expertos en investigación de la salud han reconocido los resultados como "alentadores" y tienen la esperanza de que se vuelva a repetir el caso del paciente de Berlín.

¿Quién fue el paciente de Berlín?

Timothy Ray Brown, conocido como el "paciente de Berlín", fue la primera persona que se curó del VIH tras recibir un trasplante de células madre en 2007. Desde entonces lleva ya 12 años sin rastro del virus.
El éxito del tratamiento del paciente de Londres confirma que el caso del paciente de Berlín no fue una anécdota.